Blog

Hace unos días uno de nuestros clientes se interesó sobre la posibilidad de validar los emails antes de realizar una campaña de emailing.

Existen muchas herramientas o servicios (muchos de ellos on-line) que permiten contratar la verificación / validación de listas de emails. Y en este punto creo necesario hacer una primera advertencia.

No son pocos los casos de páginas web (algunos gratuitos y otros no) que aprovechan servicios como la identificación de la dirección IP de un email, la verificación de la existencia de un dominio o la validez de una buzón de email, tras las que se esconden spammers cuya única intención es la de obtener así direcciones de email con las que luego comerciar o simplemente incluir en el envío de emails no deseados. Por ello, muchísimo cuidado con donde metemos una dirección de email…. puede que nos arrepintamos durante mucho tiempo y no siempre es posible corregir el error.

Como decía existen muchas herramientas o servicios que permiten validar las direcciones de correo electrónico, pero…. ¿cómo lo hacen?.

Se pueden distinguir tres niveles de validación, que ordenadas de menor complejidad a mayor serían:

  • Validación sintáctica.
  • Validación del dominio del email.
  • Validación de la cuenta de email.

 

Validación sintáctica:

La validación sintáctica se basa en comprobar si una dirección de email cumple o no el estándar por el que deben regirse la cuentas de email, ya que en caso de que no lo haga, podemos asegurar que el servidor de internet que lo tenga que enviar lo desechará.

Las normas que rigen el formato de una dirección de email son los estándares RFC del protocolo SMTP (Small Mail Transfer Protocol)

 

Validación del dominio del email:

Una dirección de email puede ser sintácticamente correcta, pero a pesar de ello el dominio al que pertenece puede haber dejado de existir, por lo que el email que le enviemos nos será devuelto.

Se puede hacer mediante consultas del comando nslookup al servidor DNS (Domain Names System)

 

Validación de la cuenta del email:

Este es el nivel más complejo de todos y exige no solo que la sintaxis del email sea correcta y que el dominio sea válido, sino la confirmación por parte del servidor de correo del dominio destino del email, de que ese buzón de email existe y está disponible.

Además de necesitar la información del comando nslookup, será necesario pedir información específica sobre la cuenta de email que se quiere validar al servidor de correo correspondiente. Esto se puede hacer mediante el protocolo RCPT.

 

¿Qué supone esto para nuestras campañas de emailing?

La validación sintáctica de las cuentas de email debería ser algo obligatorio y su resultado final es creíble al 100% (si un email no cumple, es que está mal). De esta forma reduciremos los emails que produzcan errores, depuraremos nuestra base de datos y obtendremos una mayor rentabilidad en nuestras campañas.

La validación del dominio al que pertenece una cuenta de email también es altamente recomendable y reducirá mucho las devoluciones, aunque su implementación no es ya tan sencilla y requerirá del apoyo de un experto en database marketing. En este caso también los resultados que obtengamos serán creíbles al 100% (si un dominio no existe, las cuentas de email asociadas a él tampoco).

La validación de la cuenta de email es otro cantar, con sombras y luces.

Validar que un email realmente existe solo se puede hacer haciendo llamadas utilizando el protocolo SMTP al servidor de correo y este contestará si el email existe o no, y para ello requeriremos la ayuda de un experto en database marketing o la contratación de uno de los servicios anteriormente mencionados.

Pero el problema es que muchos de los servidores de correo hoy en día tienen ese tipo de llamadas bloqueadas, y aún más en los dominios de las empresas, ya que permitiría obtener información sobre si alguien existe o no en una organización, y esto podría ser utilizado por los spammers.

Por eso, el resultado de esta validación no nos permitirá concluir al 100% que una cuenta existe o no, solamente de aquellas de las cuales sus servidores de correo nos hayan contestado.

Por lo antes expuesto esto es especialmente crítico en las campañas de emailing a empresas, ya que si solo enviamos la campaña a aquellos emails de los que hayamos podido validar que existen como cuenta de correo, dejaremos de poder comunicar con muchos contactos, que no por no haber podido ser validados quiera decir que no existan.

Queda a criterio de cada uno elegir el coste-beneficio que corresponda a cada situación.

En un próximo post, abordaremos las cuestiones técnicas de cada una de las validaciones mencionadas.

 

 

En nuestro anterior post tratábamos la validación de los emails desde un plano más teórico, pero en este nos vamos a meter hasta el fondo en cómo hacerlo….

Validación sintáctica:

 

El estándar se encuentra recogido en las normas que definen el protocolo SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) y que son la RFC 5321, RFC 5322 y la RFC 651. Aquí se definen cosas como la longitud máxima de una dirección de email, los caracteres (letras, números, símbolos, etc) que la pueden contener, y la posición en la que deben ir.

 

Esto permite a los servidores distinguir entre Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. , la cual es sintácticamente válida, y otras muchas que no lo son, como Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">fernando@Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. , fernando.ejemplo@midominioseguidodecoma,com , y otros miles de ejemplos.

 

Si nosotros podemos verificar de nuestro fichero de direcciones de email cuales no cumplen estas normas, podremos eliminarlas de nuestros envíos mejorando costes y ratios.

 

Una forma de realizar esta validación es hacer uso del programa RegEx, con algún patrón que cumpla con estas normas. RegEx nos permite validar un texto comparándolo con un patrón dado y nos confirmará si cumple o no con el patrón.

 

La exactitud de la verificación vendrá en función del nivel de complejidad del patrón de RegEx programado…. Uno sencillo, validará un porcentaje alto de cuentas de email, pero con las más complejas (con puntos, guiones u otros caracteres no alfanuméricos) podrá cometer errores.

 

Aquí dejo un patrón sencillo, como referencia y para que puedan tener una idea de que apariencia tiene un patrón de RegEx:

 

        ^[a-zA-Z0-9_.+-]+@[a-zA-Z0-9-]+\.[a-zA-Z0-9-.]+$

 

Hay muchas webs y recursos dedicados a validar RegEx, así que es fácil entrar en Google y buscar.

 

Validación del dominio del email:

 

El dominio de un email es todo lo que se encuentra a la derecha del símbolo @, no incluyendo este último.

 

¿Cómo se puede saber si un dominio sigue activo?. Pues esto es posible interrogando a un servidor DNS (Domain Name System) sobre la información dicho dominio, por ejemplo utilizando el comando nslookup de Windows desde una ventana de comandos.

 

Este es un ejemplo solicitando la información del diario El País:

 

En la línea que contiene la palabra “Nombre:” figura el nombre del dominio que hemos consultado, seguido de la línea “Addresses:” que indica que efectivamente existen servidores activos para ese dominio y nos devuelve sus direcciones IP. Ya sabemos que el dominio al que pertenece esa dirección de email es correcto.

 

En caso contrario la respuesta que recibiríamos sería similar a esta (observe que en este caso se consulta el dominio elpaxis.es):

 

Los trazos de color rojo contienen la información de la dirección desde la que hemos realizado la consulta y se han ocultado por motivos de confidencialidad.

 

Validación de la cuenta del email:

 

Para ello el primer paso sería utilizar de nuevo el comando nslookup para obtener la información del nombre del servidor de correo de un dominio dado. Siguiendo el ejemplo anterior, el resultado del comando es el siguiente:

 

Como se aprecia, en este ejemplo la respuesta nos indica que el servidor de correo del dominio elpais.es es smtp.siaple.es

A partir de aquí, es necesario abrir una sesión de telnet desde la ventana de comandos para hacer consultas SMTP.

Seguiremos con nuestro ejemplo para validar una dirección de email perteneciente al dominio elpais.es.

Lo primero será introducir en la ventana de comandos la instrucción

 

Tras ella se abrirá el entorno de comandos de telnet en la que se introducirán los comandos de las líneas marcadas en verde y donde hemos puesto la caja de color amarillo debéis introducir en la primera la dirección de email de emisión y en la segunda la que queréis validar, pulsando intro después de cada comando.

 

La secuencia completa sería:

-            telnet elpais.es smtp <intro>

 -          helo me <intro>

 -          mail from:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.<intro>

-           rcpt to:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.<intro>

 

En este caso, la respuesta 250 Acepted indica que el buzón de email existe.

Y esto es todo…. Cualquier comentario ya saben Vds. J

Construimos ficheros de forma personalizada, recopilando los datos de mayor relevancia para el exito de sus campañas.

Entre las variables que manejamos para construir nuestros ficheros se encuentran:

  1. Nombre de la empresa
  2. Direccion completa
  3. Telefono
  4. Email
  5. Web
  6. Forma jurídica
  7. Actividad
  8. Número de empleados
  9. Capital social
  10. Volumen de ventas
  11. Palabras clave utilizadas para posicionarse en buscadores
  12. Cuenta de Twitter
  13. Cuenta de Facebook
  14. Ranking Alexa de la página web

....... y cualquier otro en el que vd. esté interesado.

¡¡¡ Consúltenos sus necesidades !!!

Desde esta sección ponemos a disposición de los profesionales del márketing y ventas, tablas de referencia que consideramos útiles en el trabajo diario.

Los ficheros que se encuentran disponibles en este momento son:

  • Listado de códigos postales x población.
  • Fichero de códigos CNAE93.
  • Fichero de códigos CNAE2009.
  • Tablas de conversión CNAE2009 a epígrafes IAE.
  • Indicadores económicos municipales.

 

¿Como conseguir estos recursos?. Cumplimente el formulario de Contacto, indicandonos sus datos, email de contacto y descripción del proyecto o uso para el que se va destinar el recurso.

Si el recurso que busca no lo encuentra aquí, le ofrecemos la posibilidad de que nos lo comunique e intentaremos ayudarle.

 

El daño que produjo un hoax a la marca de ropa Tommy Hilfiger

Hace ya años comenzó a distribuirse por internet un hoax que tachaba de racista al propietario de la marca Tommy Hilfiger. Durante el año 2009 comenzó una campaña de distribución del mismo hoax en su versión castellana. Pero, ¿saben Vds. desde cuando este mensaje lleva circulando y dañando la imagen de esta conocida marca?. Pues desde nada menos que desde 1.997, según la Anti-Defamation League.

Pueden ver el video del programa de Oprah en el que el aludido desmiente el falso rumor en este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=oWdM4Otm9XQ

El texto del mensaje distribuido era el siguiente:

------------comienzo del hoax------------

Subject: Tommy and Ophra

!Que bien por Ophra! En la grabación reciente de uno de sus programas The Ophra Winfrey Show, Oprah tuvo como invitado a Tommy Hilfiger.
En el show, ella le preguntó sobre si unas expresiones racistas de las que a el se le acusaba haber hecho, eran ciertas.
Expresiones como "...si yo hubiera sabido que afro-americanos, hispanos, judios y asiáticos comprarían mi ropa, no la
hubiese hecho tan bonita."
"...desearía que esta clase de gente NO comprara mi ropa, ya que son hechas para una clase superior de gente blanca".

"La contestacion a las preguntas de Oprah fue un simple "Si".

Inmediatamente Oprah procedio a pedirle que abandonara el set del programa
Mi sugerencia...no compremos nuestra ropa ni perfumes de la linea Tommy Hilfiger.

Vamos a darle lo que el pide... no compremos sus productos. Vamos a ponerlo en un estado financiero donde el mismo no podrá costear los ridículos precios que el le pone a su ropa.
Hagámosle un boicot, envía este mensaje a todos los que conoces.

------------fin del hoax------------